Basta con observar a nuestro alrededor para comprobar que, a partir de la madurez, un elevado porcentaje de personas empiezan a tener problemas de sueño, incluso insomnio crónico. La alteración del sueño suele empezar debido a episodios de ansiedad provocados por preocupaciones en nuestro entorno. Los problemas laborales, familiares, económicos o emocionales suelen ser las cuestiones que más alteran nuestro equilibrio, lo cual afecta directamente a la calidad de nuestro descanso.

Antes de tener que recurrir a tomar pastillas para asegurar el sueño, con el consecuente peligro de habituación, os damos algunas pautas sencillas que ayudan a conciliar el sueño.

 

 

Descansar bien es una necesidad, más que un placer.El descanso tiene por objetivo posibilitar que el cuerpo equilibre sus niveles, se refuerce, se reduzca la fatigay se recupere la energía. Para ello, es fundamental favorecer una adecuada postura de la columna, de forma que se relajen los músculos y se pueda conseguir un buen descanso y una buena respiración. 

 Si bien es cierto que la cultura del descanso en general todavía no está todo lo considerada que debiera, a grandes rasgos se han de tener en cuenta varios aspectos a la hora de elegir el colchón premium óptimo, que deberá tener determinadas características según la morfología, raza, edad y sexo de las personas.

 

 

 Desde épocas ancestrales, la naturaleza nos provee de los mejores materiales para nuestros usos, desde los medicinales, cosméticos y alimenticios hasta los más prácticos, decorativos y versátiles. Las plantas han sido siempre y siguen siendo fundamentales, ya que de ellas podemos extraer sus raíces, hojas, frutos, savia, tronco y bayas para multitud de usos.

Una de estas pantas exóticas es una palmera de hojas grandes, endémica en Cuba, en la península del Yucatán y en Indonesia, entre otros lugares, cuyo fruto, el miraguano, está lleno de una materia de apariencia semejante al algodón pero con peculiaridades que lo hacen único.

 

 

Más allá de tener un baño bonito o unas vistas inmejorables, el 80% del disfrute de la habitación de un hotel viene relacionado con la cama. La gente en general va a un hotel para descansar, y está cada vez más concienciada de que los materiales sobre los que debe dormir adecuadamente ya no tienen que ser tan rígidos como los tradicionales colchones de muelles.

 

El sueño es una actividad biológica que permite restaurar las funciones  corporales y cerebrales. Si el sueño es correcto y reparador aumenta el número de conexiones entre las neuronas, permitiendo realizar actividades más eficientes, mejorar el estado de ánimo y adaptarse mejor a situaciones complejas del día a día.

La mayoría de las personas adultas requiere entre 7 y 8 horas de sueño cada noche para recuperarse. Pero las circunstancias que están fuera de nuestro control pueden interferir con nuestros patrones de sueño y podría hacer necesario cambiar nuestros hábitos de sueño, ya sea de forma temporal o permanente. 

 

 

Uno de los efectos o consecuencias que nuestra sociedad provoca en las personas son las dolencias físicas, tanto musculares como óseas. Para paliar, tratar o incluso mitigar el dolor y la causa del mismo, disponemos recientemente de caillas para terapia por vibración. Se denomina así a la técnica basada en principios biofísicos para aliviar el dolor y aumentar el rendimiento  y el bienestar físico. Esta nueva tecnología combina estímulos de vibración mecánica y calor infrarrojo en profundidad.

 

Se acerca la época de frío y ya empezamos a bajar los nórdicos de los altillos de nuestros armarios para pasar de una forma cálida los meses de invierno. Aunque en ocasiones casi ni los podemos utilizar porque aquella “oferta tan estupenda” de nórdico que compramos en su día abriga tanto y es tan poco transpirable que no hay quien soporte el calor que da.

 

En el caso de nórdicos baratos o sintéticos sucede lo siguiente: nos tapamos, sudamos y nos destapamos, para volvernos a tapar y destapar continuamente. Y así sucesivamente durante toda la noche, todas las noches, alterando de forma drástica nuestro descanso.

 

 

El pádel está en auge y extendiéndose por muchos países. Esta modalidad de juego adaptado de tenis rápido es relativamente fácil de aprender, muy divertido y tiene un fuerte componente social (se necesitan 4 personas para montar una partida).

Pero la práctica de deporte, ya sea amateur o profesional, exige una buena dosis de esfuerzo físico que, a su vez, debe ser compensada con un buen descanso para que nuestro cuerpo y mente recuperen energías. Así lo ve también, Celeste Paz, jugadora profesional de pádel, situada entre las 15 primeras del ranking mundial, que ha elegido para su descanso una cama Premium de WLN Barcelona.

 

Camas de agua. Cuando oímos hablar de las camas de agua nos viene a la cabeza la imagen de aquellos antiguos colchones llenos de agua, asociados más a la idea de la diversión que al descanso, y que daban la sensación de estar en una pequeña barca de goma.

Pero los actuales colchones de agua no tienen nada que ver con los de hace unos años. Actualmente son artículos de lujo inteligentes, pensados y fabricados para un descanso Premium, un descanso en mayúsculas, y tienen una garantía de 40 años. Las camas de agua proporcionan un descanso perfecto y duradero.

 

 

Hoy en día, la sociedad ha evolucionado hacia una forma más saludable de vivir. Somos más conscientes de la importancia de llevar una vida sana: hacemos ejercicio, comemos de forma equilibrada, bebemos agua de forma regular, evitamos excesos y malos vicios como el tabaco, pero hay un hábito que en ocasiones descuidamos: el descanso. Por diversas razones, nos despreocupamos del tiempo que invertimos en nuestro descanso y de la calidad del mismo.

 

Los problemas de contracturas musculares y subluxaciones en la columna son cada vez más frecuentes debido a posturas inadecuadas que adoptamos no solamente en nuestro trabajo o vida cotidiana, sino también cuando dormimos.

Al levantarnos por la mañana no siempre tenemos la sensación de haber dormido y descansado bien. Al contrario, sucede a muchas personas que al despertar se sienten cansadas, con poca energía, incluso con molestias o dolores en la espalda, cervicales o zona lumbar.

 

 

A la hora de elegir un colchón, no es suficiente con echarle una ojeada, presionarlo con la mano y sentarse encima, sino que hay que acostarse sobre él y probarlo durante unos minutos, girándonos de izquierda a derecha y viceversa, adoptando las diferentes posturas a las que estamos habituados  cuando nos vamos a dormir.