Camas de agua. Cuando oímos hablar de las camas de agua nos viene a la cabeza la imagen de aquellos antiguos colchones llenos de agua, asociados más a la idea de la diversión que al descanso, y que daban la sensación de estar en una pequeña barca de goma.

Pero los actuales colchones de agua no tienen nada que ver con los de hace unos años. Actualmente son artículos de lujo inteligentes, pensados y fabricados para un descanso Premium, un descanso en mayúsculas, y tienen una garantía de 40 años. Las camas de agua proporcionan un descanso perfecto y duradero.

Esta efectividad total se basa en un principio de sustentación hidráulica,  totalmente diferente a todo lo que existe en el mercado: la persona no está tumbada, sino que su cuerpo se sostiene ingrávido, sin ninguna resistencia, como si flotase. Y la sensación de descanso es sencillamente inigualable.

Hoy en día, los colchones de agua están compuesto de vinilo, uno de los materiales de mayor calidad y resistencia del mercado, que prolongan la vida del colchón de agua hasta 40 años. Este sistema único, de los más cómodos y saludables, garantiza seguro y absoluto descanso.

 

El más higiénico y que dura toda la vida

 

El interior de estos colchones de lujo es “todo un mundo” en tecnología e investigación. Los colchones de agua incorporan en su interior unas capas amortiguadoras del movimiento del agua hechas de fibra de alta calidad. Estas capas de fibra, reforzadas en 8 puntos para evitar que puedan moverse, absorben el agua del colchón. De esta forma, el colchón se adapta perfectamente a la morfología de cada cuerpo pero sin oscilaciones típicas del agua circulando libremente.

Este tipo de colchón tan peculiar dura prácticamente toda la vida, ya que no se puede deformar porque está lleno de agua (que no se evapora porque está prensado al vacío). De hecho. está garantizado por 40 años.

Además de contar con regulación de temperatura hasta un máximo de 27 grados, el colchón está hecho al vacío, es decir, se elimina todo el aire del interior, lo que hace que no pueda habitar ningún tipo de organismo.

Es el más higiénico de los colchones ya que no puede entrar en su interior ni ácaros ni polvo. La funda del colchón está fabricada con un material que evita el moho y las alergias, y se puede lavar a unos 60º grados. Su mantenimiento es tan sencillo como pasar un trapo por encima y, una vez al año, tratarlo con un aditivo antialgas, como los que se pone a las piscinas.

En cuanto a su fabricación, se puede personalizar el nivel de dureza, añadiendo mayor o menor cantidad de fibra amortiguadora del movimiento del agua. Incluso en una misma cama doble, se puede fabricar cada mitad de la cama con una dureza distinta, hasta 5 formas de dormir.

La cantidad de agua que llevan estos colchones es siempre la misma, lo que varía es la cantidad de fibra amortiguadora de las oscilaciones de la propia agua. WLN BARCELONA, especialista en productos y complementos para el descanso de lujo, comercializa este tipo de camas de agua en Barcelona.

 

Las ventajas de la “cama 10”

En España supone una novedad muy reciente, pero este tipo de sistema de descanso de agua es uno de los más usados en toda Europa, especialmente en los países nórdicos y Alemania. Un best seller con 450.000 unidades vendidas al año, gracias a sus ya conocidas y estudiadas ventajas para un completo y saludable descanso.

  

camas de agua wln barcelona2

 

1- Este tipo de colchón no crea ningún tipo de presión sobre la columna vertebral, y de esta manera todos los músculos se relajan por igual y el descanso es completo y perfecto. Esto evita el dar vueltas en la cama que dificulta el reposo y el sueño.

2- La cama de  agua se adapta al cuerpo como un guante. En este tipo de camas no tenemos que preocuparnos por las posturas al dormir, que son las que crean puntos de presión y hacen que el descanso sea más difícil, con los típicos dolores de espalda, etc. La columna vertebral y la dorsal están completamente rectas.

3- El riego sanguíneo por nuestro cuerpo es perfecto al no haber puntos de presión. Todos los músculos están igual de relajados. Es el colchón más recomendado para personas que están postradas en una cama por dolencias varias.

4- Cuando una persona (en especial personas mayores de 70 años) está confinada en una cama o en una silla de ruedas por un largo periodo de tiempo, una presión extra es ejercida sobre ciertas partes del cuerpo. La cama de agua reduce la presión en los vasos capilares y en la piel evitando úlceras.

5- Dolencias como la fibromialgia y el reumatismo van desapareciendo a medida que vamos descansando en óptimas condiciones en este tipo de colchón.

6- Para las mujeres embarazadas también es muy beneficioso este tipo de cama, ya que cuentan con grados de sustentación diferentes, para la cabeza, la columna vertebral, y las piernas. Así, al dormir se consigue una postura ideal favoreciendo el descanso y aliviando dolores de espalda.

7- Para las personas que duermen boca abajo no supone ningún problema, como pasaba en los colchones convencionales, ya que la columna sigue estando recta y en óptimas condiciones para el descanso.

 

     Con este tipo de colchón, cuyo precio se equipara a otros sistemas de colchones de lujo, se consigue una perfecta posición para la columna vertebral, lo que se traduce en un bienestar total físico y mental al despertar por la mañana.